DÜSSELDORF

CARLSTADT:

 

Este distrito con sus 0,46 kilómetros cuadrados y 2210 habitantes distribuidos en más de 1800 hogares, es la zona más pequeña de Düsseldorf. Conformaba la antigua Ciudadela, utilizada para fines militares, de mediados del siglo XVI. La construcción de viviendas y asentamientos dentro de la Ciudadela comenzaron en el año 1641 y prácticamente a mitad del siglo XVIII estaba concluida. Su nombre proviene del duque que la fundó, Carl Theodor, si bien, hasta 2005, el nombre oficial era Karlstadt.

 

 

Aquí han vivido personajes tan ilustres como la pareja de compositores Clara y Robert Schumann, que vivían en la Bilker Straße 15. Hacemos a continuación un recorrido y destacamos lo más importante de este distrito, si bien el distrito merece la pena aunque sólo sea por ver las muchas casas barrocas que conforman las calles típicas del Carlstadt, con numerosas tiendas de antigüedades, joyerías de lujo, restaurantes y pubs. Además es una zona muy tranquila y silenciosa.

 

En el Palais Spee se encuentra el Stadtmuseum Landeshauptstadt, museo orientado a la historia, la cultura y el arte, no sólo de la ciudad de Düsseldorf si no también de toda la región de Renania del Norte-Westfalia. Se fundó en el 1874 y a lo largo de los años ha tenido su sede en varios lugares de la ciudad, trasladándose al edificio actual en 1963.

 

Las piezas se disponen en grupos de diferentes épocas o períodos: del 900 al 1609, del 1609 al 1794, del 1795 al 1901 y finalmente del 1902 a 1945. Detrás del museo se encuentra el pequeño pero coqueto Spee's Graben, un parque con un lago ideal para descansar o aislarse en esta zona verde del ajetreo de la ciudad.

 

Junto a la fachada principal del museo encontramos la Anna Maria Luisa Medici Platz, alrededor de la cual se disponen diferentes edificios interesantes, como el edificio clásico de la Orangerie Am Speeschen Palais, que actualmente acoge un hotel.

 

En medio de la plaza se encuentra la Mariensäule, una columna sobre la que se encuentra la Virgen María, obra de Anton Joseph Reis y Gottfried Renn de 1854, si bien el monumento, dedicado a la celebración de la Inmaculada Concepción, se inauguró en el año 1873. Se trata de una obra que sobrevivió milagrosamente a la destrucción generalizada de la guerra.

 

Seguimos por Bastionstraße y doblamos a nuestra izquierda por Bilker Straße donde encontramos en primer lugar el Düsseldorf Marionetten-Theater y al lado el museo privado F.G. Gonzen "Altes Haus". El Teatro de Marionetas se encuentra en el Palais Wittgenstein, con un aforo de casi 100 localidades y un programa que abarca cuentos, dramas, clásicos, adultos, teatro musical, etc...

 

Para entender el origen de este teatro de títeres hay que retroceder al año 1925 en Colonia cuando los hermanos Emanuel y Franz Zangerle fundaron el Theater Rheinischer Marionetten. Eran hijos de una familia de carpinteros, a lo que se le añadió el amor que tuvieron hacia el teatro. Con el tiempo se dedicaron exclusivamente a los títeres y a las representaciones de varias obras. La siguiente generación abriría este teatro en Düsseldorf. Como curiosidad hay marionetas que tienen hasta dos metros de hilos, mientras que en otros las cuerdas son tan cortas que se puede ver al titiritero sobre el escenario.

 

Justo enfrente encontramos el Heinrich-Heine-Institut, centro de investigación nacional sobre la figura de Heine, la literatura y la cultura. Se trata del único museo dedicado a Heinrich Heine, nacido en Düsseldorf en 1797, y a la época en que vivió. Entre sus piezas se presentan manuscritos, primeras ediciones, cartas, retratos, una máscara funeraria, además de ofrecer un archivo y una biblioteca.

 

Si volvemos sobre nuestros pasos y seguimos recto por Bastionstraße, llegaremos a un impresionante edificio, el Stahlhof. Se construyó entre los años 1906 y 1908, según diseños de Johannes Radtke, para la asociación de acero AG. Los "Capitanes de la industria" estaban tan orgullosos de que sus productos de acero fueran tan demandados en todo el mundo que, como signo de poder y comparándose con la Liga Hanseática, ordenaron levantar este colosal y simétrico edificio con una imponente decoración escultórica.

 

Esta mole se levanta en torno a dos patios interiores. El efecto de la línea vertical está efectuado por la poderosa estructura plástica de la proyección y reflexión de la fachada, cuyo efecto monumental está dado por la combinación del material de construcción, masa, estructura y simbolismo de las esculturas, las cuales fueron obras del escultor Adolf Simatschek. En las paredes interiores existen magníficas pinturas que muestran escenas de la fabricación del acero.

 

 

Después de la II Guerra Mundial se utilizó como sede del gobernador civil del gobierno británico para la provincia y también para Renania del Norte-Westfalia, estado fundado entre las paredes de este edificio el 23 de agosto de 1946. En la actualidad acoge el Tribunal Administrativo.

 

Desde aquí vemos a lo lejos el rascacielos de 90 metros de altura y 24 pisos del Excellent Business Center Graf-Adolf-Platz o GAP15, construido completamente de cristal con forma elíptica en el año 2005 por JSK Architekten. Tiene la particularidad de que ha mantenido en un lateral el antiguo edificio de telégrafos y central telefónica construido en el año 1921.

 

Volvemos por la Benrather Straße y llegamos a la Carlsplatz donde hay un mercado permanente cubierto, abierto de lunes a sábados. Enseguida encontramos la iglesia católica de St. Maximilian, llamada generalmente como Maxkirche. La iglesia barroca se construyó en los años treinta del siglo XVIII sobre las ruinas de una iglesia y convento anteriores, el cual también fue reformado en aquél momento.

 

A principios del siglo XIX se secularizó los conventos, y el edificio se vio amenazado por demolición, pero gracias a las protestas de la población pudo salvarse, consagrándose la iglesia al duque y príncipe elector Maximiliano José. En el exterior de la iglesia, en la Maxplatz vemos la Heimatbrunnen, esta original fuente, inaugurada en el año 1981, posee escenas históricas de la ciudad (como un escena de la guerra con Napoleón o la reconstrucción después de la II Guerra Mundial), alternándose con los rostros de personajes también históricos, como el busto del antropólogo francés Louise Dumont.

 

Ya en Schulstraße se encuentran dos museos: el Hetjens-Museum y el Filmmuseum. El primero corresponde al Museo de Cerámica Alemán y fue establecido en el año 1909 basado en un legado del coleccionista que le da nombre al museo, Laurenz Heinrich Hetjens. La colección de cerámica, loza, porcelana y otros ha crecido en los últimos años hasta las veinte mil piezas. De esta manera estamos ante el único museo en el mundo donde se muestra exclusivamente la historia de la cerámica desde sus inicios hasta la actualidad.

 

En el Filmmuseum se trata todo lo relacionado con el cine: los mitos y la magia, comedia y suspense, ilusiones e ídolos, trucos y sueños, culto y cultura. En su interior se recopila diferente material relacionada con la pre-historia del cine y sus comienzos, así como la historia de la producción y distribución del cine internacional, el desarrollo tecnológico, varias fotografías de actrices y actores (sobre todo alemanes), fragmentos de películas, así como la reproducción de un estudio de grabación.

 

 


Ver Düsseldorf: Carlstadt en un mapa más grande

 

 

 

 

cookie law